4 de marzo de 2017

El dragón Zog

Hoy os vamos a hablar del último libro que hemos leído en clase. Se titula el dragón Zog.

Esta vez Laura nos contó algo antes de ver la portada. Algo que hizo que ya estuviésemos enganchados desde el principio. 

El libro que íbamos a contar hablaba de un colegio de dragones. Allí el protagonista de la historia iba a aprender a ser un gran dragón. Y nos preguntó: "¿Qué cosas hacen los dragones?"

- Pues volar.
- También echan fuego por la boca.
- Y luchan.
- Rugen, rugen muy fuerte.

Pues bien, todo eso y mucho más lo íbamos a descubrir en el libro que tenía en sus  manos.


Al ver la portada, nos llamó mucho la atención todos los colorines de los dragones. Jugamos a leer el título entre todos.

- ¡Qué cortito es Zog!

Y cuando le pedimos que nos contara quien lo había escrito, los nombres no nos dijeron mucho, pero cuando ella nos explicó que eran los mismos que habían escrito ¡Cómo mola tu escoba!, ya nos sonaron más.

Comienza explicando que Zog era un dragón muy aplicado en la escuela. La señorita dragón, les enseñaba en cada curso uno de las cosas importantes que tenía que hacer un buen dragón.


Tenían que aprender a volar. Pero el pobre Zog, no tenía la suerte de su lado y se dio un gran golpetazo. Pero una niña, lo curó y le puso una tirita en su gran chichón.



También aprendieron a rugir, pero de tanto hacerlo, al pobre Zog le dio la tos. Menos mal que la niña volvió a aparecer para darle un caramelo de menta y salvarle.



En el siguiente curso, llegó el momento de echar fuego, pero claro probablemente por la frescor del caramelo, Zog echaba hielo en lugar de una llama de fuego. Cuando por fin lo consiguió, comenzó a oler a chamusquina y es que se había quemado un ala. Así que la niña en esta ocasión le curó con una venda.


Llegó el momento de secuestrar a una princesa. Por mas que lo intentó, Zog no conseguía atrapar a ninguna. Así que llegó el momento de descubrir que esa niña que tanto le cuidaba era la princesa Alelí, se ofreció a ser secuestrada y por eso el dragón consiguió la estrella dorada que tanto deseaba.

Además la princesa Alelí, que ni quería ser princesa, ni vivir en un palacio, ni ir vestida de rosa, se quedo en la escuela para curar a los dragones cuando fuera necesario. 

La última prueba llegó cuando tuvieron que luchar contra un caballero, llamado Jorge.

La princesa lo impidió y cuando Jorge se enteró que Alelí quería ser médica, el le contó que quería ser enfermero, que eso de luchar a él no le gustaba ni un pelo.


Decidieron emprender un viaje para curar a las personas que lo necesitaran y como su caballo era muy pequeño para los dos, la señorita dragón pensó que sería una buena mascota para el colegio.



Y Zog se ofreció a irse con ellos, porque a el tampoco le gustaba ser un malvado dragón, que echara fuego, que asustara con sus rugidos o que peleara.


Gracias a este cuento, desmitificamos algunas cosas: ni los dragones son tan malos, ni a todas las chicas les gusta ser princesas coquetas, ni todos los chicos prefieren ser caballeros y les gusta luchar. 

También nos hace reflexionar sobre la importancia de luchar por lo que queremos, de esforzarnos por conseguir nuestros sueños. 

Probablemente el rey y la reina no querían que su hija fuera médica, y esperaban otra cosa de ella, pero ella persiguió lo que de verdad le hacía feliz. Al igual que Jorge, que quizá esperaban que fuera un gran caballero, pero lo que de verdad le gustaba era ser enfermero.

Nos encantó esta historia, los dibujos, su texto en rima y la secuencia repetitiva de la historia.

Y como muestra de lo que nos gustó, os dejamos los preciosos dibujos que hicimos sobre él.

¡Somos unos artistas!


Este libro es bastante complicado de encontrar en las librerías, ya que está descatalogado. Probablemente tengáis la suerte de encontrarlo en la biblioteca.

Pero si os ha gustado mucho este cuento, os queremos decir (por si no lo sabéis) que en el blog de literatura que tiene la profe, hay organizado un sorteo en el que podéis participar para poder conseguirlo. (El plazo acaba mañana día de 5 de marzo). Os dejamos aquí el enlace.

El dragón Zog
Julia Donaldson / Axel Sheffler 
MacMillan, 2012






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada